martes, 4 de octubre de 2011

Caete siete veces , pero levantate ocho!

¿Cómo sería esta vida sin hacer locuras? Sin tener esa sensación de que todo va bien por unos instantes, de querer comerte el mundo a bocados enormes. De tener esa seguridad valiosa de que nada faltará. Mi vida se resume en muchas caídas por diversos fracasos y a tropecientas locuras para levantarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario